MIME-Version: 1.0 Content-Location: file:///C:/EA8B3281/file0977.htm Content-Transfer-Encoding: quoted-printable Content-Type: text/html; charset="us-ascii" Reseña

Gregory Zambrano. Cartografías literarias. Mérida: CDCHT-ULA, =

El otro el mismo, 2008, 270 pá= ginas.

Francisco Javier Díaz

 

El libro= Cartografías literarias (20= 08) de Gregory Zambrano, establece un diálogo entre la historia y la litera= tura como discursos imbricados en el desarrollo del pensamiento y el devenir del continente. Es una mirada reflexiva que surge del trasegar por la investigación y el trabajo docente en el área de la literatura hispanoamericana y venezolana. Precedido de un enjundioso prólogo es= crito por el filólogo y académico Francisco Javier Pérez, Cartografías literarias est= á dividido en tres partes que hacen el registro de distintos estudios que problematizan aspectos como los discursos fundacionales, los imaginarios femeninos y del poder, las propuestas estéticas de autores en partic= ular y la figura del intelectual en la institucionalidad configuradora de su sab= er. Dada la variedad de temas y textos, autores e imaginarios, el lector especializa= do o en formación puede obtener en este libro una referencia validada por= una de las voces autorizadas de la crítica literaria nacional.

&nb= sp;

        &= nbsp;   En la primera parte de Cartograf&iacut= e;as hay tres trabajos panorámicos que marcan los “Trazos para un mapa = de fundaciones”. En el primero Zambrano contextualiza dos referencias del discurso fundacional venezolano, al partir del mito de Amalivaca y de la ca= rta del tercer viaje de Cristóbal Colón como hipotextos de la rep= resentación histórico-literaria de Venezuela desde la colonia hasta el siglo XX.= En el segundo estudio expone una revisión sistemática de la poesía venezolana del siglo XIX, sobre la base de dos criterios bien definidos, uno cronológico para percibir la sucesión de postu= ras estéticas e ideológicas, y otro de orden temático, al ubicar al paisaje como un constructo cuya referencia recurrente caracteriza= el proceso fundacional de la patria emprendido por los poetas decimonónicos. En el tercero estudio relaciona los factores que intervienen en la representación de un imaginario femenino de la nov= ela decadentista nacional, al detallar elementos que marcan la especificidad temática y ficcional en las novelas de Manuel Díaz Rodríguez y Pedro César Domínici.

        &= nbsp;   La relación del intelectual venezolano con el poder, especialmente la de aquellos que vivieron entre el último y primer tercio de los siglos = XIX y XX respectivamente, es revelada por Zambrano como una de las particularid= ades de la institucionalidad literaria que ejerce una dinámica cultural todavía existente. De la misma manera, la literatura del continente entendida a través de la noción de espacialidad permite compr= ender, comparativamente, los puntos de semejanza y diferencia de algunos de los procesos literarios e históricos latinoamericanos.   

 

        &= nbsp;   En las coordenadas de esta cartografía se ubican también investi= gaciones minuciosas sobre la vida y escritura de autores que divergen en tiempo y finalidad creadora. Tal es el caso del estudio sobre un ensayista ecuménico como Cecilio Acosta, destacando la dimensión de un pensamiento que trasciende fronteras y que muestra una incondicional vocación del saber. Por otro lado, se examinan las correspondencias estéticas del cubano José Martí con el decadentismo, s= ea sobre la base de su ejercicio crítico sobre la obra de Pérez Bonalde y Oscar Wilde o de la obra de este último como antecedente de dicha corriente en nuestro continente. La revisión a las olvidadas conferencias que Teresa de la Parra dictaría en Colombia en 1930, permiten a Zambrano hacer énfasis  en la pasión de escritura que tuvo la autora venezolana y, particularmente= , en unos textos que dan una visión más allá de lo estrictamente literario y en un ámbito complementario de los alcance= s de la reconocida novela Ifigenia. =

&nb= sp;

        &= nbsp;   Otros tres autores tan relevantes como disímiles, uno venezolano y los otr= os dos peruanos son estudiados en Cart= ografías: Tulio Febres Cordero, Martín Adán y Mario Vargas Llosa. Del escritor merideño el estudio se detiene en la novela Don Quijote en América o sea la cuarta salida del ingenioso hidalgo de la Mancha. Esta singular ob= ra fue un homenaje que en 1905, Febres Cordero rendiría a Cervantes, y Zamb= rano da cuenta de la recepción crítica signada por las afrentas y = los elogios de este ejercicio de reescritura literaria, arriesgado para su tiem= po. De Martín Adán destaca la autorreferencialidad explíci= ta que juega con el género de la novela y el acento vanguardista de su escritura, siendo ambos el sello renovador que imprimió el peruano e= n La casa de cartón (1928). A través de las novelas Conversación en la catedral (1969) y La fiesta del chivo (2= 000) de MarioVargas Llosa, la mirada crítica es trazada en un punto cruci= al de la historia latinoamericana: el dictador como una forma de la tipología del personaje narrativo que liga la política y la violencia, pero también siendo una compleja presencia que afecta tod= os los órdenes de la sociedad.

 

        &= nbsp;   Son varias las regiones extensas y ambiciosas de la geografía crí= tica de este texto, que aporta además una extensa y variada bibliografía. Cartograf&iacu= te;as literarias es un mapa legible de procesos literarios que enuncian su importancia como productos de una cultura. Los límites fronterizos latinoamericanos y venezolanos son verificados y, al mismo tiempo, borrados= por el aporte que la literatura ofrece a las sociedades para entenderse desde su irrenunciable alteridad.

 

 

 

Francisco Javier Diaz.

franciscodiaz@ula.ve

 

Licencia= do en Letras por la Univ= ersidad de Los Andes. Profesor del Departamento de Ciencias Aplicadas y Humanísticas de la Facultad de Ingeniería. Fue editor de la revista Ángulos, publicación= de circulación nacional. Actualmente es tesista de la Maestr&i= acute;a en Literatura Iberoamericana de la ULA.

&nb= sp;